“El artista es emergente de una realidad sociopolítica y ninguna obra de ningún artista, aun aquellas que quieren mantenerse afuera de la contienda política, deja de serlo”, expresó el cantautor.

La música ha estado presente desde la existencia del hombre. Desde sus inicios, el hombre ha hecho uso de la música en una forma social; y aunque en la era prehistórica no existía una concepción concreta sobre la música como tal, el hombre hacía uso de sonidos que conformaban una manera de comunicación. Sin embargo, con la evolución humana se ha ido definiendo de manera específica el significado de la “música” y todo lo que ello abarca, llegando a formar una pieza primordial en la forma de vida social de la humanidad. De ahí que, sea relevante analizar la conformación de la música en sus funciones sociales en la vida humana, y entender de qué manera es utilizada para lograr ciertos objetivos dentro de los procesos sociales.

 

La música ha alcanzado un nivel de masificación y propagación mayor que cualquier expresión cultural, lo que le permite constituirse como un canal que va más allá de la apreciación valorativa y la diversión, convirtiéndose en un medio de propagación de ideas e ideologías que dotan de sentido al mundo social actual.

Si bien la sociedad humana ha evolucionado históricamente, con ella también lo ha hecho la música. Y es que la música y los géneros que la componen adquieren mayor o menor importancia de acuerdo al contexto social que predomine, que además está predeterminado por factores económicos, culturales, políticos y hasta religiosos. Por lo tanto, su concepción y la importancia que esta pueda tener en la vida del hombre varían en torno a los valores de la sociedad.

Nuestras letras están íntimamente relacionado con las vivencias de sus compositores y  las circunstancia en las cuales como personas no ha tocado desenvolvernos, social, política o de cualquier índole.

Close

Cart

No hay productos en el carrito.